THC

THC

THC

Conjunto de archivos que al amor de una luciérnaga va dando a luz escritos e imágenes

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

DE DIARIO 5

09/11/2010 , ,

“El sueño del verano al final se apila en sillas y mesas de acero niquelado destellando al sol del otoño que fugaz se va…”

Anuncios

¿Comunicamos? Salu2

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

comentarios

XdN:
No te dejes manejar como si una mesa de verano fueras.
Nadie tiene derecho y menos nosotros mismos a arrinconarnos como un trasto en desuso.
Eres valiente, decidida, nada será un obstáculo insalvable, tan solo algo que vadear, saltar, escalar…
Realmente la magia de preservar la luz, su calor, la vida que emana, está relegada a unos pocos, tú, no solo la practicas, además la vas esparciendo allá donde es preciso.
Me encanta sentir tus sueños, más delante de seguro los palparé.
No lo dudo, no lo dudes.

Buenas noches my friend.

rlfox

10/11/2010

Amiga mía, no que va, no es por un día perro, es un enrejado formado circunstancialmente por la “apilación” de mesas de bares, que denostadas, por el clima estacional, esperaran al año que viene para ser utilizadas de nuevo, en algún almacén de la periferia, para de nuevo, provocar alegres estancias entre sus moléculas de metal.
(No es por nada, pero hoy tengo uno de esos días)
Es curioso, como nos interrelacionamos por un tubo o un insecto, estos simples hechos, me dejan con el ánimo extasiado y viviéndoles con gran cariño.
Un beso a todos.
Buenas noches.

rlfox

10/11/2010

Yo no quiero dejar de soñar.
Este final de verano lo hice.
Cuando las sillas y las mesas de las terrazas empezaban a recogerse no me quedó más remedio que también esconder mis sueños. Pero sólo por un tiempo, poquito, muy poquito, porque los dragones que me acompañan pusieron en alerta a mis hadas.
El sol de otoño calienta la cara. Se siente su caricia y yo, disfruto recogiendo su luz para guardarla en los bolsillos.

No quiero dejar de soñar…
aunque las mesas y las sillas estén apiladas.

Buenas noches.

XianaDaNoite

10/11/2010

Pues yo hoy, se ve que me sale el cansancio de un día “perro”. Cuando vi la imagen imaginé una carcel y otra y otra…
NO me hagas caso. Estoy cansada. jaja.En serio el día fue duro.
¿Son tuberías?
Curioso, me acaba de salir esa palabra en un trabajo de mi hija pequeña.
😉

Amig@mi@

10/11/2010

A %d blogueros les gusta esto: