THC

THC

THC

Conjunto de archivos que al amor de una luciérnaga va dando a luz escritos e imágenes

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

PAUL WT ALLEN CLX

19/04/2012

Un muro carece de vida hasta que la hiedra se aferra con la delicadeza que le es propia o de lo contrario ambos volverán a constituir la nada…

Anuncios

¿Comunicamos? Salu2

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

comentarios

Hermosísima imagen, Mr. Allen.
Siempre me ha parecido bello un muro cubierto de fertil y vivificante hiedra… De hecho, he conseguido un muro así en mi casa… 🙂
Quizá ni el muro ni la hiedra sepan que se complementan. Quizá tampoco sean conscientes de la nada…
Yo sólo espero no ser nunca muro sin hiedra, o hiedra sin muro. No hay placer comparado a ser “uno”, sabiéndose la mitad de “dos”.
Alborozo y feliz algarabía de volver a verlo, Mr. Allen.

beadealejandria

20/04/2012

Pillaste la idea: dos no son nada el uno sin el otro.
Salu2

paulwtallen

20/04/2012

A %d blogueros les gusta esto: