THC

THC

THC

Conjunto de archivos que al amor de una luciérnaga va dando a luz escritos e imágenes

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

MO‘YNAQ

28/05/2012

Un cementerio de buques oxidados, un desierto provocado por la mano del hombre al desviar en la década de los sesenta varios ríos que desembocaban en el mar de Aral, pero como por arte del capitalismo, aquella zona otrora soviética es hoy un paraíso turístico y fotográfico… ¡La leche del café!

Anuncios

¿Comunicamos? Salu2

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

comentarios

Un cementerio muy particular, sólo falta el Titanic.

carmen

29/05/2012

🙂
Cualquier día de estos, fijo, ya no le tendremos que rescatar…

lai

30/05/2012

Ya García Márquez, en su Cien años de Soledad hablaba de barcos en medio del continente. En aquella época -y esto no es casualidad- era porque acarreaban los navíos para cruzar del Atlántico al Pacífico. Digo que no es casualidad porque allí también estaba el capitalismo, aunque naciente.

borgeano

29/05/2012

Toma Geroma pastillas de goma…
Un saludo

lai

30/05/2012

VAYA PARAISO , PREFIERO EL BULLICIO DEL AGUA susana

Susana

28/05/2012

Estamos en sintonía susana,
una pena,
Salu2

rlfox

28/05/2012

A %d blogueros les gusta esto: